Cómo usar las Bolas Chinas Técnicas de Masturbación 1

Cómo usar las Bolas Chinas

 Bolas Chinas son pequeñas bolas ponderadas que pueden ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico y vaginales de una mujer. El Medical Center de la Universidad de Maryland afirma que unos músculos del suelo pélvico fuertes ayudan a prevenir la incontinencia urinaria y fecal. Algunas mujeres comienzan a hacer estos ejercicios y, a continuación, pasan a usar bolas chinas o conos vaginales para aumentar la resistencia y hacer ejercicios cada vez más sofisticados. Otras mujeres utilizan las bolas china para la estimulación vaginal o aumentar la excitación. Hay cuatro ejercicios básicos que se pueden hacer con las bolas chinas.
Las

Los ejercicios que fortalecen el suelo pélvico y que se hacen con las bolas chinas se llaman ejercicios de Kegel. Se llaman así por el Doctor Arnold Kegel, que desarrolló estos ejercicios para sus pacientes como método para mejorar la incontinencia urinaria, por allá la década de 1940.

Usando las Bolas Chinas

Paso 1


Aísla el músculo PuboCoxígeo (PC). Este es el músculo que trabajan las bolas chinas. Mueve tus músculos como si estuvieras tratando de retener la orina. El músculo que contraes es el músculo PC. Este es el movimiento que harás con los ejercicios de las bolas chinasSentirás como si apretaras o tiraras de los músculos de la pelvis hacia la parte posterior más baja. Alternativamente, puedes encontrar este músculo colocándote un dedo en la vagina y apretando hacia abajo hasta sentir que aprietas el músculo PC.

Paso 2


Inserta las bolas chinas

Encuentra una posición cómoda y relajada, sentada o de pie, y empuja suavemente las bolas en la abertura vaginal. Detente justo cuando estén completamente dentro, no las presione a la parte posterior de la vagina o cerca del cuello uterino. Cierra las piernas para ayudar a mantenerlas en su lugar mientras te preparas para los ejercicios.

Paso 3


Realiza el ejercicio sentada. Siéntate con las piernas todavía cerradas. Aísla el músculo PC y utilízalo para

tratar de mover las bolas de un lado a otro. Si al principio te cuesta mover las bolas chinas de un lado a otro, céntrate en comprimir las bolas y manténlas así durante unos segundos y luego relájate durante unos segundos más. El centro médico de la Universidad de Maryland recomienda realizar estos ejercicios de Kegel 10 veces, tres veces por día.

Paso 4
 
Realiza el ejercicio de pie. El ejercicio de pie utiliza el peso de las bolas y la fuerza de la gravedad para hacer que trabajes el músculo PC. Ponte de pie y abre los pies al ancho de los hombros. Usa tu músculo PC para mantener las bolas dentro de la vagina. Si dejas de contraer el músculo PC, las bolas se caerán. Realiza este ejercicio tres veces por día, consiguiendo cada vez mantener las bolas en su lugar durante más tiempo.

Paso 5

Realiza el ejercicio de cuclillas. El ejercicio de cuclillas combina elementos tanto del ejercicio sentada como de pie. Coloca tus pies tan separados como te sea posible. Doble ligeramente las rodillas para ponerte en una posición de cuclillas que te sea fácil. Usa tu músculo PC tanto para situar las bolas chinas en su lugar como para moverlas hacia atrás y adelante. Ponte en una posición de cuclillas más profunda para hacer el ejercicio más difícil.

Paso 6

 
Utiliza las bolas durante tus actividades rutinarias. Este ejercicio es similar al ejercicio de pie. Usa tu músculo PC para mantener las bolas chinas en su lugar mientras que haces tareas del hogar, mientras das un paseo o mientras tomas una ducha. Asegúrate de que estás lo suficientemente fuerte como para mantener las bolas en su lugar de manera que no se caigan en los momentos potencialmente embarazosos.
Paso 7

 

 
Quítate las bolas chinas poniéndote un dedo en la vagina, detrás de la primera bola y tira suavemente hacia abajo. Lávalas con agua tibia y jabón muy suave. Enjuágalas bien, y asegúrate de eliminar todos los residuos de jabón ya que el jabón puede irritar los delicados tejidos vaginales.

¿Cuánto tiempo debo usarlas?

Es recomendable utilizarlas de forma progresiva, comenzar caminando con ellas durante 15 minutos las dos primeras semanas y luego pasar a 30 minutos. Si al pasar de un tiempo a otro notamos molestias al día siguiente (agujetas) estaremos un par de días sin utilizar las bolas y luego volveremos al tiempo anterior durante otra semana.

Frecuencia:

Podemos utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 ó 4 meses y luego ya no las necesitaremos en mucho tiempo. Eso sí, si seguimos con nuestros ejercicios de suelo pélvico habituales.
Si aún no tienes tus bolas chinaso quieres ampliar tu colección de este beneficioso juguete erótico, aquí tienes una amplia gama de bolas de muchos tipos y colores diferentes.

¿Qué os parecen estos consejos a la hora de utilizar bolas chinas? ¿Habéis experimentado los beneficios de las bolas chinas?

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.